De la #primaveravalenciana a la revuelta global!!

Escribo estas líneas con el animo de compartir unas reflexiones sobre lo que esta sucediendo en estos últimos tiempos en Europa, España y Valencia. Hemos de lamentar que estamos asistiendo a una fase muy avanzada del deterioro de las democracias europeas, fruto de años del progresivo secuestro de los espacios de decisión democrática que vienen practicando los agentes financieros y transnacionales.

En Europa en este ultimo periodo de la historia, desde finales de los 90, las instituciones europeas han ido configurando un modelo de sociedad a espaldas de la ciudadanía europea y radicalmente en contra de los valores que habíamos consolidado, la ciudadanía, en nuestras constituciones de cada uno de los países miembros.
Hemos de lamentar que todo esto ha sucedido con la complicidad de los partidos políticos, que han dado a entender a la ciudadanía que Europa es un espacio político de segundo o tercer orden.

Hoy asistimos asombrados a como están siendo recortados nuestros derechos fundamentales, laborales, sociales, sin encontrar espacios donde reivindicar otros de nuevo tipo, como los medioambientales.
Es mas, existe montado un cuerpo argumental único, uniforme y homogéneo que pretende transmitir en esencia que para poder superar la crisis la ciudadanía ha de renunciar a un modelo de estado solidario, democrático, justo e igualitario, sin tocar en absoluto los mecanismos financieros que han generado esta crisis.

Pero el propio “sistema” tiene brechas. Al “sistema” se le han descontrolado algunas variables. Una de ellas es internet, otra es la ciudadania. Me interesa más desarrollar la segunda, aunque la primera tenga su relevancia y sea catalizadora en esta nueva sociedad.

La ciudadanía organizada contra las formas en que agrede el “capital” en esta época histórica, podríamos englobarla en el movimiento Altermundista. Un movimiento cuyos precursores fueron los indígenas mexicanos que teniean en el Subcomandante Marcos una figura de referencia. En el primer Foro Social Mundial, en 2001, se sentaron las bases del movimiento que recorre hoy el mundo entero.

El esfuerzo de nombrar e identificar las nuevas formas que estaba utilizando el capital para imponer su hegemonía, bajo la forma de capital financiero y la ideología neoliberal, ha sido durante casi una década el objetivo y practica de este movimiento mundial. Tiempo durante el cual han surgido propuestas que ante los problemas inmediatos y futuros apuntan a otro modelo de sociedad, más justa, más equitativa, más solidaria, en la que todas y todos quepamos.

Ahora esta siendo el momento en que todo ese trabajo constante de “hormiguita” esta cristalizando y extendiéndose como la pólvora por el mundo. Desde el proceso de integración regional de Suramérica, pasando por la primavera árabe, el movimiento de indignación en España con sus replicas en Europa, los Occupy estadounidenses, las revueltas en Grecia hasta la #primaveravalenciana, se esta asumiendo que el mundo dirigido por los agentes financieros y la ideologia neoliberal no es acptable ni válido para la humanidad.

De una situación de desmovilización generalizada estamos pasando a una toma de conciencia colectiva y a una creciente movilización ciudadana. Prueba de ello son las movilizaciones que estan dando lugar en el centro de Valencia estos dias. Niños y niñas de entre 14 y 16 años han sido los catalizadores últimos de una situación insostenible. Con la defensa de la Educación Pública como bandera estan siendo capaces de aglutinar y recabar apoyos de gran parte de la sociedad. Haciendo de punto de encuentro de muchos sectores que, pudiera parecer, estaban confrontados.

Es en este punto donde hemos de detenernos para valorar la importancia estratégica que tiene este hecho. La defensa de los servicios públicos por parte de unos y unas adolescentes en un instituto de Valencia ha sido capaz de focalizar una movilización creciente en la que nos vemos todos y todas reflejadas.

Que nos pasa que teniendo en común reivindicaciones, teniendo en común objetivos y utopías no estamos actuando en bloque??? que nos lo reprime?? que nos lo limita??? Nuestras rencillas, nuestras mochilas cargadas de experiencias anteriores??

El mundo nuevo que esta por nacer tiene que ser concebido desde una nueva cultura de la participación.

Apoyemos todas las movilizaciones de los y las adolescentes del IES Lluis Vives, extendamos la Primavera Valenciana… unifiquemos luchas… que haya replicas de movilizaciones en todo el estado, en toda Europa… que sea un ejercicio de participación unitaria y antineoliberal… que se extienda la rebeldia ciudadana ante un sistema injusto, insolidario, antidemocratico y salvaje en su violencia estructural. Alternativas reales a los problemas los tenemos, lo que nos falta es la mayoria ciudadana para llavarlas a cabo!