Este domingo decidimos: Restauración o Superación del Régimen del 78

Este domingo asistiremos a unas elecciones cualitativamente diferentes a todas las que ha habido durante los últimos 30 años. Desde aquellas elecciones en las que una fuerza que no había estado presente en la lucha antifranquista ganó una elecciones por el miedo a que “vinieran los rojos”.

Nos jugamos la primera parte de un partido en el que lo que esta en juego es la decisión como país de posicionarnos ante la siguientes dos opciones:

  • O bien el voto mayoritario favorece la Restauración del degradado Régimen del 78. Con sus cambios estéticos y el mantenimiento de una desigualdad estructural y consentida. Con su concepción limitada de la democracia, con la represión como arma política para sofocar la protesta, con el seguidismo a una Troika que favorece los intereses económicos de una élite financiera, con el desprecio por las vidas de la gran mayoría de la población y con la corrupción como distintivo de un sistema institucional clientelar y caciquil.
    En estas opciones identifico a Ciutadans, al PP, a UPYD, CIU, PNV y otros partidos de corte regionalista de las élites empresariales de cada zona.
  • O bien el voto mayoritario posibilita el inicio de un cambio de políticas hacia la superación del Régimen del 78, y a conformar un espacio de gobierno que entre otros elementos ha de ser inclusivo, pues sólo será posible si somos capaces de entendernos entre quienes concebimos la política como una herramienta que garantice el buen vivir de toda la ciudadanía, con nuestras matizaciones y debates que lejos de dividir han de enriquecer al conjunto.
    En estas opciones identifico a Izquierda Unida, a Podemos, a Compromís, a las candidaturas de unidad popular repartidas por todo el territorio del estado Guanyems, Ganemos, Ahoras, Asambleas ciudadanas

Cualquier buen observador habrá caído en la cuenta que me dejo fuera de clasificación al PSOE. El motivo es que en esta fuerza política coexisten hoy dos perfiles diferenciados. Por un lado un aparato partidista que en clave nacional lo situaría en el primer grupo, es decir por la Restauración del Régimen del 78, y por otro un sin fin de militantes que comprometidos y comprometidas con sus realidades locales apuestan por no entregar las siglas al IBEX35. Aunque de facto y como efecto colateral, contribuyan a concederle mayor capacidad al mentado aparato partidista.

Así que nosotros y nosotras elegimos.

¿Que futuro queremos comenzar a construir?

Yo si tengo decidido el voto, y sera para el bloque de fuerzas políticas que apuestan por la superación del Régimen del 78, y les pido al conjunto de personas que conformamos este desigual estado español que voten por la felicidad de la gran mayoría, que voten por unas condiciones de vida dignas, que voten para que “haya un día en que todos, al levantar la vista, veamos una tierra que ponga Dignidad“.